La tecnica el delfin subacuatico



Hoy la técnica del "Delfín Subacuático" se utiliza en casi todos los estilos de la natación, como complemento de los mismos. Y ha favorecido el rendimiento en los estilos mariposa, espalda, libre, e incluso pecho, donde se advierte un movimiento undulatorio que se inicia con la cabeza, continúa en el tronco y concluye en el muslo superior, cuando se rompe para iniciar la clásica patada de rana, con sus modernas definiciones. En consideración a sus ventajas, cabe suponer que en el futuro se utilice masivamente por todos los nadadores de competencia, desde los infantiles hasta los niveles de máximo rendimiento. 

Antecedentes recientes

En Atlanta`96 hubo dos actuaciones extraordinarias, que pusieron sobre el agua la importancia de la técnica "Delfín Subacuático", combinado con la Mariposa y otras técnicas de nado, cuya eficacia les valió a dos nadadores colgarse sendas medallas de oro. Me refiero al ruso Denis Pankratov y al norteamericano Jeff Rousse, en mariposa y espalda respectivamente.

Pankratov nadó los 100 metros mariposa en 52,27 segundos, entonces nuevo récord mundial. Inició la carrera haciendo un movimiento de delfín 1,50 metros bajo la superficie del agua, y salió a dar su primera brazada a 27 metros del bloque de partida, con casi un metro de ventaja sobre su rival más cercano, quien ya había completado 8 ciclos completos de brazadas y patadas convencionales sobre la superficie del agua.

Rousse también se valió de un bien pulido y elegante movimiento de delfín subacuático en la prueba de espalda, y salió a la superficie a 15 metros de la partida, con evidente ventaja sobre sus rivales. Luego lo repitió en la vuelta y eso le fue suficiente para llegar sin dificultades en el primer lugar.

En el Campeonato Mundial de Gottemburg-97, fueron varios los nadadores que utilizaron y aprovecharon las ventajas del delfín subacuático. Pero también se observó un abuso por parte de varios nadadores, que cubrieron casi la totalidad de la distancia con esa técnica, lo que le restaba belleza a la competición. Como era evidente que la nueva técnica implicaba de hecho una modificación de la natación clásica, el Congreso de la FINA realizado en Perth, Australia, en enero de 1998, acordó limitar la ejecución del delfín subacuático hasta sólo 15 metros del taco de salida o de la vuelta, excluyendo la técnica de pecho, que tiene sus propias reglamentaciones.

Es decir, en todas las distancias de competencias de libre, espalda y mariposa, los competidores pueden aprovechar los primeros 15 metros posteriores a la salida o a la vuelta. En consecuencia, quienes deseen aprovechar las ventajas de esta nueva técnica, deben preparar a sus nadadores desde temprano para fijar el necesario estereotipo que les permita ejecutarlo con eficacia, lo cual supone una larga preparación.

Recomendaciones

· El momento más adecuado para iniciar el aprendizaje de la técnica Delfín Subacuático, es cuando usted tiene previsto en su programa de enseñanza comenzar el movimiento de piernas de delfín, universalmente aceptado en las edades comprendidas entre los 8 y 10 años. Cuanto más temprano lo inicie, tanto mejor, lo que hace pensar que los 8 años de edad es el momento más oportuno.

· No hay, sin embargo, experiencias definitivas, pues casi ningún país ha introducido esta técnica en sus programas de enseñanza, lo que nos debe llevar a tomar las debidas precauciones, en particular por el hecho de que es un ejercicio que se ejecuta en apnea, con un déficit progresivamente acumulativo de oxígeno, que por sí mismo implica tomar medidas extremas de seguridad para evitar accidentes peligrosos, sobre todo cuando se trabaja en edades infantiles.

· Introduzca en su programa de preparación la técnica del Delfín Subacuático y utilícelo durante las competencias de manera progresiva, primero en pequeñas distancias de 5 metros, después hasta 10 metros, y finalmente hasta los 15 metros reglamentados por la FINA en las pruebas de espalda, mariposa y libre.

· Si logra dominar esta técnica, sus nadadores mejorarán significativamente sus rendimientos en las distancias clásicas de la natación.